El diseño de Frontiss Brick, está especialmente concebido para que sean perfectamente identificables en él, cada una de las dos zonas especializadas con las que cuenta:

1- Una zona con diseño común al de un ladrillo caravista convencional, cuya función será la propia de este tipo de ladrillos, que estará ubicada hacia el interior del muro.

2- Una segunda zona, ubicada hacia el exterior del muro, compuesta por cámaras de aire que permitirán la circulación y renovación del aire a través de ellas.

Frontiss Brick cuenta con un sistema autónomo de ventilación denominado "ladrillo autoventilado".
Como cualquier otra fachada ventilada, tiene una función higrotérmica, trabajando en dos direcciones:

1- Libera el calor acumulado por la exposición directa al sol.

2- Reduce el choque térmico en la fachada, evitando la saturación de la humedad ambiente y produciendo un efecto de secado.

Con Frontiss Brick el aire no circula únicamente desde abajo hacia arriba del paño, sino que además fluye a través de todos sus juntas existentes entre ladrillos y ladrillos repartidas por todo el paño, mejorando así la capacidad de ventilar.

Sin duda, la capacidad de renovar el aire bajo la hoja de sombra es mayor con Frontiss Brick que en cualquier otro sistema.