Ahorro en  los costes de acondicionamiento tanto en meses cálidos como fríos. Impide la transmisión térmica entre el interior y el exterior de la fachada.

Protección frente a lluvias, excelente estanqueidad. Además la cámara de aire dispersa la humedad remanente, disminuyendo a cero las posibilidades de filtraciones por humedad.

Mejora la acústica.  La acción de acondicionamiento térmico que produce la ventilación cruzada se acompaña con el aislamiento de las piezas de gres y del material aislante sobre el cerramiento básico

Las piezas de gres del revestimiento Frontiss aseguran una durabilidad estética ilimitada. Es un sistema ideal para rehabilitación de edificios.

Permite la sustitución de piezas. No es necesario el mantenimiento de la fachada. Mejora además el tiempo de colocación en obra.